Inicio Salud ¿Qué debes hacer para evitar el botulismo y cuáles son sus síntomas?

¿Qué debes hacer para evitar el botulismo y cuáles son sus síntomas?

1082
Compartir

El botulismo es una intoxicación causada por la toxina botulínica, una neurotoxina producida por la bacteria ‘Clostridium botulinum’. Se trata de una enfermedad inusual pero es considerada grave y puede llegar a ser mortal.

La intoxicación es causada generalmene por la ingesta de alimentos mal conservados y contaminados con neurotoxinas potentes. Aunque la infección suele originarse con el consumo de comida, el botulismo también puede ser causado por la contaminación de heridas abiertas, o como efecto colateral del uso deliberado de la toxina en el tratamiento de enfermedades neuromusculares o en cosmética.

Los alimentos susceptibles de causar el botulismo incluyen:

Enlatados caseros de frutas y verduras,
Salchichas poco hechas,
Carnes ahumadas y
Productos lácteos.
En los niños menores de 1 año, el botulismo puede venir por la miel cruda u otros alimentos sin cocinar.

Los factores de riesgo asociados con una mayor posibilidad de infectarse incluyen:

Lactantes.
Alimentos caseros enlatados. Las judías verdes son las verduras que se contaminan con más facilidad
Los trozos muy grandes de carne cocinados al horno, como el “roast-beef” pueden quedar demasiado crudos en su interior para destruir la toxina

SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

Los síntomas iniciales del botulismo incluyen fatiga intensa, debilidad y vértigo, seguidos por visión borrosa, sequedad de boca y dificultad para tragar y hablar.

También pueden presentarse vómitos, diarrea e inflamación abdominal, debilidad en el cuello, los brazos y los músculos respiratorios. Los síntomas suelen manifiestarse entre 12 y 36 horas después de la ingesta (con un plazo mínimo de cuatro horas y un máximo de ocho días). En general, la incidencia del botulismo es considerada baja, pero la tasa de mortalidad es alta (5% al 10%) si no se realiza un diagnóstico precoz y se inicia rápidamente el tratamiento.

Su presencia no se detecta a simple vista

A simple vista, no puede advertirse la presencia de la toxina botulínica en una conserva.

Cuando el consumidor come alimentos con toxina botulínica no puede detectar su presencia porque el alimento puede tener un gusto agradable al igual que una conserva sin toxina, ya que no modifica su color, olor ni sabor.

EXPOSICIÓN Y TRANSMISIÓN

La ‘Clostridium botulinum’, la bacteria responsable de la intoxicación por botulismo, es anaeróbica, lo que significa que para desarrollarse necesita de un ambiente carente de oxígeno. El botulismo de transmisión alimentaria se produce cuando la bacteria ‘Clostridium botulinum’ crece y genera toxinas. Esto puede suceder, generalmente, en productos que carecen por completo de oxígeno o que tienen un bajo contenido del mismo, que estén conservados a una temperatura inadecuada, indebidamente procesados o bien enlatados o embotellados en casa sin los procedimientos adecuados.

PREVENCIÓN

Las precauciones que debe tomar la industria (y los particulares) para evitar la intoxicación por botulismo por medio de transmisión alimentaria se basan en las buenas prácticas de elaboración, sobre todo en la conservación y la higiene. La toxina contaminante se puede prevenir mediante la desactivación de las esporas bacterianas en los productos termoesterilizados (por ejemplo, en hornos de esterilización), ya que la pasteurización comercial (productos pasteurizados envasados al vacío, ahumados en caliente) no siempre son suficientes para desactivar el crecimiento y la producción de las toxinas.

Deja un Comentario