Inicio Sin Categoría Aceite de ricino: Antigua terapia para dolores musculares y la ciática.

Aceite de ricino: Antigua terapia para dolores musculares y la ciática.

327
Compartir

El aceite de ricino ha sido utilizado en muchas culturas para tratar una gran cantidad de dolencias. Su uso más frecuente es para el tratamiento de la constipación. De seguro usted había escuchado acerca de este uso. Pero, ¿sabía que este aceite puede tener otros beneficios?

Se sorprenderá al saber que existen estudios que demuestran que este aceite puede servir como antiviral, antibacteriano y fungicida, para tratar ciertas enfermedades cutáneas, aliviar los dolores musculares y fortalecer el sistema inmune.

Aceite de Ricino: Mitos y realidades

Aunque es cierto que el ricino puede tener muchos beneficios para la salud, también es cierto que hay que ser muy cuidadosos a la hora de emplearlo. Esto debido a que se han reportado sobre algunas personas graves efectos secundarios. Empecemos por entender de dónde se origina este aceite y cómo se puede utilizar de una forma segura.

Este aceite se elabora a partir de la semilla de ricino (Ricinus communis), la cual tiene su origen en la India, donde se le conocía por sus propiedades curativas. Con el pasar del tiempo se fue esparciendo su uso a Egipto, China, Persia, África, Grecia, Roma y por último a Europa y América.

Sus usos son variados: aditivo alimenticio, antifúngico, elaboración de cosméticos y lubricante. Pero ¿por qué decimos que debe utilizarse con cuidado?

Usos desconocidos del aceite
Aunque ha sido estudiado ampliamente como combustible, no hay tantos estudios para explorar sus usos medicinales. Sin embargo, si existen algunos:

Estudios demuestran que este aceite pudiera se coadyuvante en la disminución del tamaño de tumores.

En el año 2011, se realizó una investigación en la India que demostró que las hojas de ricino tienen propiedades antibióticas superiores a la Gentamicina.

En 2010, se demostró que el aceite de ricino es eficaz para controlar el estreñimiento en adultos mayores.

Una investigación probó que el aceite de ricino es eficiente, al ser aplicado tópicamente para estimular el sistema linfático.

Investigación del año 2000 probó que este aceite tiene propiedades antinflamatorias parecidas a la capsaicina.

Se ha comprobado que el aceite de ricino tiene efecto positivo en el tratamiento de la dermatitis ocupacional.

Cómo utilizarlo para aplicarlo tópicamente

Puede preparar sus “paquetes” de aceite en casa para ser aplicados tópicamente. En caso de hacerlo, realice primero una prueba en una pequeña zona de su piel para asegurarse de no tener ninguna relación alérgica.

Necesitará:

Una toalla vieja grande.
Una pieza grande de tela (lana o franela de algodón).
Envoltura de plástico.
Compresa caliente.
Aceite de ricino de alta calidad.

Modo de uso

Doble la franela en tres partes y sumérjala en el aceite de ricino a temperatura ambiente.
Recuéstese boca arriba, con los pies elevados, coloque la franela húmeda sobre el abdomen, cubra la zona con la envoltura plástica y coloque la compresa caliente encima.
Utilice la toalla para envolver todo (el aceite de ricino puede mancharla) y espere 45 minutos. Luego remueva el aceite de la piel con agua y jabón.

Deja un Comentario