Inicio Frutas La papaya es algo mas que una fruta deliciosa para hacer batidos.

La papaya es algo mas que una fruta deliciosa para hacer batidos.

391
Compartir

La papaya es una fruta tropical originaria de Centroamérica que cuenta con muchas propiedades beneficiosas para la salud. Tiene una forma ovoide, la piel es de color amarillo-verdoso y en su interior abundan semillas negras, brillantes y picantes. Posee una pulpa rojiza muy jugosa similar a la del melón y de sabor dulce y suave. Es rica en papaína, la enzima que otorga a esta fruta multitud de propiedades muy interesantes para la salud.

La fruta crece en un árbol, denominado Papayo, que puede alcanzar hasta diez metros de altura. Tiene el tronco hueco y carece de ramas; la espesa copa está formada únicamente por las hojas. Todas las papayas cuelgan de las axilas de las hojas; algunas son grandes y alargadas y otras son más pequeñas y parecen una pera achatada.

La papaya es una fruta que tan sólo tiene 39 calorías por cada 100 gramos. Una ración de papaya aporta menos calorías que una manzana y el doble de betacarotenos. Además, al ser rica en potasio y tener un bajo contenido en sodio evita la retención de líquidos, resultando una fruta adecuada para adelgazar.

CÓMO SE CONSERVA Y CÓMO SE COME LA PAPAYA

La papaya inicialmente tiene un color verde y con el tiempo de maduración va obteniendo su color característico amarillento con pequeñas manchas marrones.

Tiene una piel suave y fina que la convierte en una fruta frágil y perecedera, siendo por ello conveniente meterla en el frigorífico en su momento de óptima maduración para poder conservarla durante una semana más.

Si, por el contrario, tiene color verde, es porque aún no se encuentra madura, para lo que debemos dejarla a temperatura ambiente hasta su madurez.

Lo ideal para consumir la papaya es fría porque es cuando tiene su mejor sabor. Cuando se vaya a servir, hay que cortarla por la mitad con un cuchillo, sacar las semillas negras de su interior con cuchara y desecharlas. Después se debe enjuagar con agua para eliminar cualquier sabor de las semillas y, finalmente, se puede coger con una cuchara la pulpa y así disfrutar de esta exquisita fruta tropical. Además, para realzar su sabor natural se puede verter sobre la papaya zumo exprimido de limón o lima.

El batido de papaya y el zumo de papaya son una forma igualmente excelente de tomar esta fruta. También se puede tomar como complemento para ensaladas, mariscos, jamón, pescados y aves.

La papaya es una rica fuente de antioxidantes, vitaminas, minerales y enzimas digestivas con importantes beneficios y propiedades para nuestra salud. Aquí te decimos algunas de las más importantes:

1. Previene el hígado graso

El PQQ, un antioxidante que se encuentra naturalmente en alimentos como el kiwi y la papaya, ayuda a prevenir la enfermedad del hígado graso, según un estudio de 2018 de la Universidad de Colorado, en EE.UU.

2. Combate el estreñimiento

El consumo de papaya en forma de fruta fresca, jugos, batidos o como parte de una ensalada, estimula el movimiento o motilidad intestinal (combate el estreñimiento) por su alto contenido de fibra y propiedades de la papaína. La Organización mundial de la Salud recomienda tomar 30 gramos de fibra al día para tener un buen tránsito intestinal, evitar problemas de estreñimiento y prevenir complicaciones digestivas.

3. Elimina parásitos intestinales

Una investigación reciente de un grupo de estudiantes de la Universidad de Karachi, India descubrió que las semillas de papaya contiene altos niveles de enzimas proteolíticas y un alcaloide llamado carpaine que ha demostrado ser muy eficaz para acabar con los gusanos de los parásitos intestinales y las amebas.

4. Alto contenido de vitamina C

La papaya posee alrededor de 80 mg de vitamina C por cada 100 gramos, lo cual equivale a la cantidad que puede aportarnos una naranja de más de 150 gramos. Las dosis recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la vitamina C se sitúa en 90 miligramos diarios para hombres y 75 miligramos para mujeres.

5. Amiga de nuestra piel

La papaya es una gran fuente de antioxidantes, vitamina C y E, y beta-caroteno. Los altos niveles de estos nutrientes pueden ayudarnos a proteger nuestra piel contra los radicales libres, moléculas que provocan oxidación, daño celular y envejecimiento muscular.

6. Es buena para tus ojos

La papaya contiene carotenoides de luteína (absorbe los rayos ultravioletas del sol evitando que estos hagan daño a la retina) y de zeaxantina (protege las sustancias grasas en el interior de los ojos de los daños causados por los radicales libres) que nos pueden proteger contra el desarrollo de cataratas, glaucoma y otras enfermedades oculares crónicas.

7. Fuente de ácido fólico

La papaya es una buena fuente de ácido fólico que ayuda a controlar nuestros niveles de homocisteína en la sangre. Investigadores de la Universidad de Washington relacionan la deficiencia de ácido fólico con una amplia variedad de enfermedades cardiovasculares, como la arterioesclerosis, bloqueo de las arterias, ataques cardiacos, derrame cerebral y defectos cardiacos congénitos.

8. Mejora el flujo sanguíneo

Los altos niveles de vitamina C y de vitamina E, junto con los antioxidantes como el beta-caroteno y el licopeno de la papaya pueden ayudarnos a reducir la oxidación del colesterol en nuestras arterias. La recomendación internacional que da la Organización Mundial de la Salud (OMS), es no superar los 300 mg diarios de colesterol en la dieta e ingerir frutas y verduras.

9. Baja en calorías

La papaya suele incluirse en las dietas para adelgazar ya que 100 gramos de esta fruta aportan sólo 30 calorías. De acuerdo con el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) el alto contenido de papaína agiliza el tránsito intestinal y ayuda a lograr una correcta asimilación de lo que se consume.

10. Papaya cicatrizante

La papaya es ideal para tratar inflamaciones, supuraciones de pus, callos, verrugas, granos y otras enfermedades cutáneas. En Centroamérica, en los lugares donde no se encuentran hospitales ni farmacias, las hojas de la papaya se aplican en forma de compresas sobre las heridas infectadas para ayudar a que se limpie y cicatrice la piel.

Deja un Comentario