Inicio Belleza La manteca de karité la solución perfecta para mantener tu piel hermosa.

La manteca de karité la solución perfecta para mantener tu piel hermosa.

426
Compartir

La manteca de karité es un producto natural “4 en 1” puesto que ofrece al mismo tiempo un cuidado para el cuerpo, el pelo, las manos y el rostro. Su utilización es sencilla, cuesta poco y sobre todo es muy eficaz. La manteca de karité, se puede utilizar de formas muy variadas, veamos cuáles son.

La manteca de karité está particularmente indicada para pieles secas. Basta con añadir al baño un poco de manteca de karité para que una fina capa invisible se deposite sobre el cuerpo. Ideal para distender y procurar una sensación de bienestar. A la salida del baño, la piel estará mucho más suave.

Pero, ¿qué es la manteca de karité? El karité es un producto natural procedente de un árbol de África. Los frutos producidos por este árbol se parecen a las nueces donde encontramos una almendra blanca naturalmente grasa. Una vez transformada, ofrece una pasta amarilla, la manteca de karité. Cada año, un árbol produce de media 20 kilos.

¿Cómo se obtiene la manteca de karité?

Mucho se ha hablado de las propiedades de la manteca de karité, sobre la piel. Pero ¿qué es en realidad la manteca de karité?, ¿cómo se obtiene? En esta nota trataré de dar respuesta a estos interrogantes sobre la manteca de karité y su obtención.

Si bien las propiedades hidratantes y protectoras contra las radiaciones UVB y UVA de la manteca de karité son bien conocidas, es importante conocer cuál es el origen de dicho producto.

¿Qué es la manteca de karité?

La manteca de Karité proviene de un árbol que lleva su mismo nombre, al cual también se lo conoce bajo el nombre científico de Vitellaria paradoxa. Su nombre tiene por significado “árbol de mantequilla”

Esta planta oriunda de África, posee frutos similares a las nueces, de los cuales se obtiene la manteca de karité.

¿Cómo se obtiene la manteca de karité?

La manteca de karité que se utiliza con fines cosméticos (elaboración de aceites, cremas y jabones), se obtiene presionando en frío los cotiledones de los frutos, obteniendo una grasa vegetal de color blanco.

Además la manteca de karité se emplea con fines culinarios (en la industria del chocolate).

Como dato de interés se puede agregar que alrededor de 5 kg de fruto del árbol de karité equivalen a 1 kilo de manteca y su elaboración, en el continente africano, es de origen artesanal.

Al conocer qué es la manteca de karité y cómo se obtiene es posible aprovechar al máximo todas sus propiedades protectoras de la piel.

El masaje

Como para las leches hidratantes, la manteca de karité puede aplicarse en masaje para descontraer los músculos. Se debe aplicar principalmente sobre los brazos y las piernas. El efecto es inmediato en caso de calambres musculares.

Después de la depilación

En paralelo a su acción hidratante, el karité permite aliviar la piel gracias a sus beneficios calmantes y relajantes. La manteca de karité posee muchas propiedades. Suaviza la piel y la hidrata en profundidad. De esta forma es un buen hidratante que suaviza la piel. El karité es rico en vitaminas A, D, E, F pero también en látex. Este cuidado es ante todo un tratamiento natural de usos múltiples.

El cuidado de las estrías

Finalmente, en caso de régimen y de embarazo, conviene aplicar la manteca de karité sobre las zonas sensibles a las pérdidas y ganancias de peso, como los muslos, para una acción preventiva contra las estrías. Cabe destacar que no hay en ningún caso un cuidado que elimine completamente las estrías que ya están formadas sobre la piel.

Deja un Comentario