Inicio Belleza Estos 3 remedios naturales te desapareceran esas incómodas estrías rojas.

Estos 3 remedios naturales te desapareceran esas incómodas estrías rojas.

237
Compartir

Las estrías pueden aparecer en cualquier lugar del cuerpo donde se haya estirado la piel, pero son más frecuentes en las zonas que suelen almacenar grasa, como el abdomen, el pecho, la parte alta de los brazos, las nalgas y los muslos.

Hay un tipo específico de estrías que están causadas por el Síndrome de Cushing, una enfermedad rara debida a un nivel elevado en la sangre de una hormona llamada cortisol. En este caso las marcas suelen ser más anchas y más grandes, y pueden aparecer en la cara.

1. Uso del azúcar en el baño.

Vamos a usar el azúcar como un exfoliante que ayudará a mejorar la apariencia de la piel. Para ello usaremos una cucharadita de azúcar orgánica durante nuestro baño, aplicándola sobre la piel humedecida en forma de suaves masajes sobre las zonas con estrías.

Lo haremos durante 30 segundos y nunca superaremos el minuto para que la piel no termine irritándose.

Después, podremos ducharnos o bañarnos con total normalidad, teniendo cuidado de lavar, enjuagar y secar la zona con delicadeza procurando no irritar la piel que ha sido sometida al tratamiento.

2. Usar el aceite de oliva en la salida del baño.

Después de salir del baño aplicaremos aceite de oliva extra virgen puro (acidez máxima 0,6%) sobre las zonas con estrías.

Con 1 o 2 gotas o con una cucharadita aplicadas sobre la zona durante 10 segundos, será suficiente. Porque es un aceite natural y puro que será absorbido con rapidez por nuestra piel.

Podemos aplicarnos aceite dos veces al día. Así utilizaremos las propiedades de la vitamina E para curar estos problemas de la piel.

3.Tratamiento efectivo con huevos:

La clara del huevo contiene importantes cantidades de aminoácidos y proteínas y será una forma natural para tratar las estrías.

Para ello bate las claras de dos huevos, aplicarlas sobre la piel y déjalas allí hasta que sequen. Después, enjuaga con agua fría.

Puedes hidratar la zona con un poco de aceite de oliva y repetir este proceso durante dos semanas con regularidad.

Deja un Comentario